Nuestro Origen




Las uvas con que se elaboran nuestros vinos pertenecen a las apelaciones de Colchagua, Curicó y Maule, las cuales gozan de un clima Mediterráneo. Los inviernos son fríos y lluviosos mientras que los veranos son cálidos durante el día, y frescos en las noches por el aire frío que baja de la Cordillera de los Andes, ideal para la buena maduración de los aromas y polifenoles de nuestras uvas. Además de contar con condiciones climáticas ideales para un óptimo desarrollo de las frutas, nuestras uvas son cultivadas en distintos tipos de suelo que definen la personalidad de cada uno de nuestros vinos.

Los viñedos han sido plantados en diversas etapas, teniendo los más antiguos más de 60 años de edad. Las plantaciones más nuevas se han realizado sobre portainjertos, y para variedades como Sauvignon Blanc, Chardonnay y Pinot Noir se han elegido los clones que mejor se adaptan a las condiciones de la zona.
Nuestra bodega de vinos tiene una capacidad de 15 millones de litros, que en su totalidad corresponden a acero inoxidable. En forma adicional contamos con una sala de barricas que actualmente contiene 2.900 barricas de roble francés y americano.